Triste, todo muy triste. Como un Fado continuo esta playlist trasmite sentimientos de melancolía, quizá de no poder ver a diario el inmenso Océano Atlántico, quizá de que un día portugueses y españoles fuimos todos uno y hoy en día nos damos la espalda. Sea como fuere siempre seremos buenos vecinos.