Nara

Nara

Nara es la capital de la prefectura de Nara en Japón, en la zona sur central de Honshu. Fue la capital del país en el Japón medieval. Los templos y ruinas de Nara forman parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, desde el año 1998.

En el parque Nara, habitan ciervos a los que se les llama ciervos sika que campan libremente por todo la zona y es una de las principales atracciones turísticas. También se les puede dar de comer unas galletitas y acariciarlos. Suelen estar muy acostumbrados a la gente.

Aunque a veces se las saben todas y en cuanto te ven con la galleta intentan subirse y buscarla en tus bolsillos. ¡Son adorables!

Isa con un pequeño cervatillo

En la parte central del parque se encuentra el templo de Tōdai-ji. Daibutsu, con un Buda de bronce de 15 metros, donde se exhibe en un gran salón de madera llamado Daibutsu Den. Cuando entras al templo y lo ves, te quedas con la boca abierta es impresionante las dimensiones que tiene. Tiene el récord mundial siendo la construcción de madera más grande del mundo.

A simple vista en la fotografía da sensación de pequeño, pero os aseguramos que es muy grande.

Nos hizo gracia porque dentro del mismo templo había una columna de madera con un agujero interior por donde intentaban pasar los niños y no tan niños.

Y resultó ser el árbol de la felicidad  que según dice la leyenda aquel que consigue atravesar por completo el orificio tendrá suerte, alegría y felicidad de por vida.

Nosotros no entramos por el agujero, aparte de que no cabíamos, había una cola exagerada. De momento seguimos siendo felices. 🙂

Otro punto interesante es la quema de incienso japones que se encuentra situado justo a la entrada del templo. Lo utilizan en multitud de ceremonias, oraciones y ritos religiosos, con el fin de purificar el aire, creando un espacio más sagrado.

Deja una respuesta